RELATO CON MORALEJA

ASI DE FACIL

Un ruso llega a un hotel de Oviedo y le da al recepcionista un billete de 100 euros a cuenta para ver la habitación.
El recepcionista coge el dinero y se va hasta el carnicero para pagarle los 100 euros que le debía.
El carnicero contento se va a ver al electricista al que le debia 100 euros y se los paga.
El electricista sorprendido se va rápidamente a ver al recepcionista al que hacía tiempo que le debía 100 euros.
Al cabo de un rato baja el ruso y dice que no le gusta la habitación. Coge sus 100 euros y se va.

MORALEJA:
Moviendo el dinero el sistema funciona.


                                                                                 Envialo a un amigo. ¿Donde? Clik en el sobre.